Esto fue Colaborafest 2019

Fueron cuatro días en torno al diseño, la economía social y la artesanía, en los que a través de charlas, mesas de conversación, talleres y documentales, se buscó poner en valor a los objetos utilitarios con materia prima art
esanal y sus procesos de producción, y crear un cuestionamiento en la audiencia sobre lo que deciden comprar. El evento se caracterizó por la cercanía entre los ponentes y el público, y por ser un espacio colaborativo donde se crearon redes y se compartió el sueño por una sociedad más justa desde el diseño.

Cabe destacar que Colaborafest se realizó por cuarta vez y fue financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Cultura y las Artes, convocatoria 2019 en la línea Diseño, y organizado por Fundación Madrugada. “Fue un festival especial, más centrado en lo humano, en las relaciones y los saberes colectivos. Sabemos que este es el punto de partida de futuros proyectos, alianzas y negocios entre nuevos amigos, en este Chile que diseñamos juntos”, manifestó Alejandra Sepúlveda, directora de Colaborafest.

El evento comenzó el martes 17 de diciembre en CECAL UdeC Chillán, donde expuso Rafael Salas, uno de los fundadores de LUP, emprendimiento que crea fibra a partir del plástico y elabora objetos con técnicas ancestrales. Ese día también participó Manufactura Nacional, programa de residencias que apoya la gestión de cultores artesanos y diseñadores.

Del 18 al 20 de diciembre, el evento continuó en la Alianza Francesa en Concepción, donde se inauguró el festival con una once, una comida típica de la cultura chilena, ya que no existe en otros países. En esta instancia, primó el objetivo de fomentar la cercanía entre las personas, relevar el aspecto humano y la colaboración, sobre todo considerando la situación crítica que vive el país.

En Concepción expusieron destacados ponentes como Paula Navarrete, directora de arte de Si Studio y representante de Pet Lamp, emprendimiento que realiza lámparas a partir de la reutilización de botellas PET y trabaja en conjunto con comunidades de artesanos.

También contaron sus experiencias fundadores de diversas iniciativas como Bosque Hundido, mueblería sustentable que rescata troncos de lagos del Sur; Local, encuentro que promueve el desarrollo de la creación y producción del diseño chileno; Lemu handmade, emprendimiento de equipajes y accesorios de cuero hechos a mano; y más.

Entre otras actividades que se realizaron, estuvo la proyección de la tercera temporada de Serie Manufactura, y del documental Los Plástico, producido por Patagonia. Además, se impartieron talleres de cestería urbana en Concepción y Chillán, por Javiera Badilla, una de las fundadoras de LUP.

Paralelamente a los talleres, se efectuó un programa de acompañamiento a 10 marcas previamente seleccionadas, que pudieron recibir el asesoramiento de expertos como Gerardo Wijnant, uno de los directores de Doble Impacto y especialista en Comercio Justo; y Jorge Tagle, experto en asociatividad y fundador de Trabajo Para un Hermano.

Y mientras transcurría el festival en la Alianza Francesa, se mantuvo una tienda de objetos en la entrada, abierta a todo público, en la que participaron 9 marcas que rescatan oficios, técnicas ancestrales y que se preocupan del impacto que tiene la elaboración de sus productos en la sociedad y el medio ambiente.

Colaborafest 2019 finalizó con una conversación entre las personas que recibieron el programa de acompañamiento, en la que pudieron compartir las impresiones y emociones experimentadas durante los días del festival, así como también los sueños de lograr una sociedad consciente desde la vida cotidiana y el diseño.

Galería fotográfica del festival
Menú