El uso de materia prima natural, base de la economía sustentable

La economía circular rige los principios de ColaboraFest, una instancia que busca sumar esfuerzos y proyectar distintos emprendimientos que basan su producción en este concepto. En este espacio cultural y de acompañamiento, queremos fortalecer redes colaborativas, siendo un referente en relación al diseño en todas sus áreas, y especialmente desde 2018, enfocados en el diseño con base artesanal. 

Desde ese prisma, queremos evidenciar y ayudar a aquellas iniciativas que trabajan en directa relación a la economía circular, especialmente aquella que usan materias primas nobles, naturales o animales, y con ellas llevan a cabo prácticas asociadas a la sostenibilidad, siendo uno de sus principales objetivos la valorización de los productos hechos en base a componentes naturales. 

Los materiales que usamos son importantes más allá de lo que fabriquemos, por eso es necesario centrarse en el uso de materias primas ecológicas, biodegradables, naturales, reusables o reciclables, para elaborar nuevos productos. Esta no es solo una decisión personal, esto, porque hoy en día el mercado exige cada vez más la confección con materias primas que no dañen el medio ambiente, exigencias que nacen producto de la grave emergencia ambiental el planeta vive por estos días.

Por eso, buscar la forma de reemplazar materiales convencionales por otros más ecológicos es fundamental, así como también informar y educar a los consumidores sobre los procesos de fabricación, para que estos puedan dar el valor que merecen las prácticas sostenibles en la industria del diseño. 

Así, el algodón, el carbón, la madera, la piedra, el crin, la ñocha, el coirón, la greda y  el cuero, entre otros, son materias primas o fibras naturales que se encuentran en el medio ambiente. Estos materiales son la base del trabajo artesanal en el mundo y el paso del tiempo permite que vuelvan a la naturaleza sin necesidad de procesos que contaminan aún más el medio ambiente. 

Producir, usar y botar es el paradigma que hoy rige la economía mundial, pero surgen en el mundo iniciativas y agentes de cambio que buscan establecer las aristas de la economía circular como un modelo de producción y gestión de recursos, bienes y servicios, con lo que se quiere establecer un enfoque a largo plazo, apuntando a que en la naturaleza, todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas. Eso es justamente a lo que debemos llegar. 

 

También te puede interesar

Menú